SIN TIEMPO PARA EL INSTITUTO

“Pero no tengo tiempo para el Instituto”, explicaba Pablo. “Duermo 8 horas diarias que, sumadas, dan 122 días por año, suponiendo que cada día es de 24 horas. No hay clases los sábados ni los domingos, que suman 104 días por año. Tenemos 60 días de vacaciones de verano. Necesito más de 3 horas diarias para comer, es decir… más de 45 días al año. Y necesito 2 horas diarias para divertirme… que suman más de 30 días al año”

Pablo escribió todas estas cifras mientras hablaba, después sumó todos los días y la suma daba 361 días:

Captura de pantalla 2016-05-02 a las 19.35.37

“Esto me deja tan sólo 4 días para ir al Instituto… ah, además sin contar las vacaciones de Navidad y Semana Santa”

Por más que se esforzó su profesor no encontró nada erróneo en las cifras de Pablo. ¿Dónde está el fallo?

(Fuente: Matemáticas para todos (y códigos ultrasecretos) de Martin Gardner, RBA)

Anuncios